The Zeltia's World


"Aprendí a ver el mundo con la fascinación y curiosidad de un niño y el escepticismo y desconfianza de un anciano para disfrutarlo sin decepcionarme"

Página principal

martes, 4 de enero de 2011

La triste Musa y el poeta desolado




La triste Musa y el poeta desolado

I
(Clamor del poeta desolado...)

¡Oh, Señor! ¡Qué musa desalmada e infiel
confinó mi  inspiración al exilio!
¿Acaso no fui su dulce delirio
y en desoladas noches, licor y miel?

¿De esta forma mis alabanzas paga?
Sellando sus labios en triste olvido,
dejando al poeta con verso herido:
abriole el pecho cual filosa daga.

No se oyeron plañidos ni elegías...
Acepté el adiós como quién hiel traga,
matando el sol que alumbraba mis días.

Sin mí, la musa volverá a su fraga.
No tendrá más mi ternura y poesías...
Cual alma inerte que en soledad vaga.

*****
II
(Triste Musa desde su destierro...)

¡Oh... Mi Señor! ¡Fui Sol, Luna y ensueño!
Seducida a cruel antojo y voluntad,
como si una Musa fuera propiedad,
al capricho y desidia de su dueño.

 ¡Espesa es la negrura del desprecio!
De ser diosa en las noches de arrebato,
a despojo que olvida el insensato...
¿Y pretende que pague innoble precio?

Sabe bien como subyugar mi alma.
¿Por qué me ha abandonado en triste pecio,
sin versos, ni velas y un mar sin calma?

Envuelta de ilusión voy muy despacio.
Aún guardo resabios de ardiente flama
de ese romance que colmó mi espacio.

Por Zeltia G.



2 comentarios:

Manola Vazquez Lopez dijo...

es leerte y envolverme cada vez mas en tus letras me gusta este poema y me gusta pasearme por tu blog un granito de arena no mas en tus muchos seguidores pero ya sabes muchos granitos hacen la playa, BIQUINHOS E AGARIMOS para ti SANDRA.

Zeltia G. dijo...

Gracias Manuuu!! Sabes que tú eres de la casa... pásate cuando gustes, eres bienvenida! Yo feliz de que te agraden mis desvaríos! jejeje
Muy bello comentario que dejas, como siempre animando y llevando una sonrisa al amigo.
Un fuerte abrazo recibe desde este Santiago lluvioso y triste!
Cuídate y espero pronto el tiempo nos dé tregua para ir a visitarte!
Un besote Manu, mi galeguiña marineira! (No sé si el gentilicio de allí se dice de ese modo! jejej)