The Zeltia's World


"Aprendí a ver el mundo con la fascinación y curiosidad de un niño y el escepticismo y desconfianza de un anciano para disfrutarlo sin decepcionarme"

Página principal

sábado, 27 de octubre de 2012

Llora tu cielo, Santiago...




Llora tu cielo, Santiago...
(Chora teu ceo, Santiago...)


Traspondré arcadas, abrazaré tus murallas.
Eternas rúas de nocturnos adoquines espejados.
Suspirando bajo la trémula luz de tus farolas,
mientras respiro bocanadas de  historias y leyendas.
Entre la densa nubosidad que tu cielo oculta,
tu amiga luna, se abre paso empeñada en sonreírte.
Al son de gaitas guardará tus dulces sueños,
invitándome a vivirte, a palparte, a perderme en ti.
Luego se irá, dejándome sola bajo su halo,
arrullada por el canto de algún trovador melancólico.
Bajo el húmedo manto de un éter plomizo
que te envuelve,  te besa y  hasta el alma conmueve.
Llovizna fresca,  que inspiras y entristeces.
Santiago,  yace subyugado  bajo tu mágico influjo.

Me disipo entre tus gentes, te busco y penetro en tus fauces.
Me adivino en sus caras, en sus tristezas y anhelos.
Sucumbo rendida ante ti, seducida por tus piedras milenarias,
Se excitan mis sentidos y me invades con tus voces,
esas que narran el por qué de tu existencia, de todos tus siglos.
Y de la mano me paseas por tus puentes románicos
que atraviesan  riachuelos de perpetuas aguas serpenteantes.
Tu Alameda nos obsequia  con fragantes magnolias,
rosas y camelias. De tus fuentes en piedra viva, brotan poetas.
Tú eres así, algarabía y nostalgia, la luz de las fiestas.
Tu Catedral que impera desde lo alto te observa y te canta.
A través de los eones tañen sus ermitañas campanas.
Suenan por tu grandeza, tus ilusiones, por todos tus muertos
y mientras camino me recuerdan que soy parte de ti.

                                                                                 Por Zeltia G.


No hay comentarios: